Blogia
El Tren de Yaguaramas

ENRIQUE DE MARCHENA

ENRIQUE DE MARCHENA

Nació Enrique de Marchena Dujarric el 13 de octubre de 1908 en Santo Domingo, capital de la República Dominicana. Tomó sus primeras clases de piano a la edad de diez años con la profesora Flérida Nolasco. En el Liceo Musical que dirigía el Maestro José de Jesús Ravelo estudió solfeo y teoría.

Adolescente aún y siendo estudiante de música, Enrique se desempeñó como pianista en el cine Colón, donde amenizaba con el piano las películas silentes que allí se proyectaban. A los dieciséis años de edad compuso el vals que tituló Ella, primera obra salida de su pluma. Sin embargo, en el devenir de sus labor creadora fueron apareciendo otras piezas de calidad superior, por lo que al componer el Vals en Sol para piano, el propio Marchena consideró que era ese su verdadero punto de partida y catalogó esta obra con el Op. 1.

En 1929 obtuvo la Licenciatura en Derecho y Ciencias Políticas en la Universidad de Santo Domingo. En 1932, al fundarse la Orquesta Sinfónica de Santo Domingo, ocupó uno de sus atriles y se desempeñó como cornista, instrumento que aprendió a tocar de manera autodidacta. En 1937 fue uno de los principales miembros fundadores de la Sociedad Pro-Arte y, con su labor personal en los predios internacionales, consiguió que por las salas de concierto de la República Dominicana pasaran figuras de la talla de José Iturbi, Andrés Segovia y otras luminarias de la música de concierto de su época. Enrique de Marchena dejó un catálogo de más de noventa obras, entre ellas sus muy destacadas Debussyenne, Claro de Luna y Reverie para piano; el poema sinfónico Arco iris, obra que fue premiada en el Concurso de Música del Centenario de la República, en 1944; el Divertimento para cuerdas y arpa y el Concertino para flauta y orquesta.

En sus creaciones para voz son de enorme relevancia sus veintisiete Cancionres de Amor, doce de las cuales fueron puestas por el Maestro Marchena a consideración del jurado del Premio Nacional de Música José Reyes en 1979, lo que le valió el máximo galardón. Estos lauros los obtuvo nuevamente en 1982 con su suite concertante Hebraicum.

Toda su obra, principalmente a partir de 1929, está estructurada sobre los cánones estéticos del impresionismo musical; velada o explícitamente, su identificación con la obra de Claude Debussy es inequívoca.

Marchena Dujarric se desempeñó como diplomático en representación de su país en diferentes misiones; escribió textos de vital importancia, como Del areíto de Anacaona al poema folklórico (1942); fue profesor de Derecho y ejerció la crítica en el Listín Diario desde 1929 hasta el final de su vida.

El 25 de febrero de 1988, en la ciudad de Santo Domingo, el destacado músico, escritor y diplomático dejó de existir.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

1 comentario

Pedro Rojas -

Conoci a Don Enrique de Marchena, vivio en Boca Chica, un hombre muy culto
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres