Blogia
El Tren de Yaguaramas

MANUEL MINIÑO

MANUEL MINIÑO

Manuel Marino Miniño Marión-Landais nació el 2 de enero de 1930, en  el poblado de Baní, y a los nueve años de edad tomó sus primeras lecciones de solfeo y teoría con la profesora María Blanca Lamarche. Dos años después recibió algunas clases de violín con el Maestro Gabriel del Orbe. Con el director de orquesta Roberto Caggiano y con el Maestro Manuel Simó se adentró en el conocimiento de la armonía y en la Academia de Santa Cecilia, en Roma, mientras se desempeñaba en aquella ciudad como Primer Secretario de la Embajada de la República Dominicana, asistió a un curso de didáctica del contrapunto con el profesor Alfredo Ninno.

Como compositor, Miniño comenzó a destacarse en los años cincuenta. En 1958 obtuvo el primer premio nacional de composición con su obra Oración de la novia, que fue estrenada por la Orquesta Sinfónica Nacional, dirigida por el propio autor y actuando como solista la contralto Ada Lugo Caamaño.

Al año siguiente compuso Requiem, dedicado a los mártires de Constanza, Maimón y Estero Hondo. En 1960 escribió Sinfonía masónica, que estrenó la Orquesta Sinfónica Nacional, bajo la dirección de Manuel Simó, Concerto grosso y Concertante, esta última para once instrumentos, solistas y cuerdas.

En 1964 estrenó Suite de danzas españolas, y en noviembre del mismo año, la cantata Presencia del ángel, obra para soprano, barítono, tenor, coro y orquesta. En 1965 el Maestro Miniño compuso la suite sinfónica Patria, obra que estuvo dedicada a rememorar el conflicto armado acaecido en abril del mismo año en la República Dominicana.

Sunhara, el texto del Dr. Pompilio Brower, le sirvió de base al compositor Miniño para crear su poema dramático del mismo nombre. Para soprano, tenor, coro y orquesta, la obra fue estrenada en las voces de Ivonne Haza y Rafael Sánchez Cestero, con el Coro Nacional y la Orquesta Sinfónica Nacional, todos bajo la batuta del autor, en el auditorio del palacio de Bellas Artes, el día 18 de octubre de 1968. El 21 de enero de 1971, en el acto de inauguración de la basílica Nuestra Señora de la Altagracia, en Higuey, se interpretó una misa compuesta por Miniño. Estas son algunas de las más importantes obras musicales creadas por el Maestro, quien además compartió su vocación de compositor con la de pedagogo. En el Conservatortio Nacional de

Música fue profesor de armonía y escribió textos dedicados a la enseñanza de la música en los niveles primario y secundario. También fue director del Conservatorio Nacional de Música, director general de Bellas Artes y presidente del Instituto Duartiano.        

El 9 de septiembre de 1996, en la ciudad de Santo Domingo, falleció el Maestro Manuel Miniño.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres