Blogia
El Tren de Yaguaramas

VIOLETA STEPHEN

VIOLETA STEPHEN

Violeta Celeste Stephen Vanterpool nació en San Pedro de Macorís el 21 de noviembre de 1929 y a los cinco años de edad ya cantaba en los actos religiosos de la iglesia episcopal anglicana del pueblo. Fueron los esposos Hodge, quienes estaban a cargo de la iglesia, los primeros maestros de música que tuvo Violeta. Con ellos se inició en los conocimientos de la teoría, el solfeo y el piano; estudió dicción inglesa y fue conociendo el repertorio vocal.

Para representar a su pueblo natal en la VII Semana Aniversaria de La Voz Dominicana viajó Violeta Stephen a la capital del país en 1949 y fue tan grata la impresión que causó al cantar Granada, de Agustín Lara, que le fue otorgada una beca por la radiodifusora para estudiar canto.

Muy pronto su voz comenzó a ser escuchada con frecuencia, tanto en la radio como en los más importantes teatros de la ciudad; así, el 1º de agosto de 1952 fue invitada a participar en la primera trasmisión televisiva que se hiciera en el país. Cuatro años después su preparación había llegado tan alto que, en la puesta en escena de la ópera Cavalleria Rusticana, de Mascgni, con la cual se celebró la XIV Semana Aniversaria de La Voz Dominicana, Violeta Stephen participó junto a los prestigiosos artistas Tony Curiel, Legia Monsanto, Luz Pichardo y Napoleón Dhimes, entre los que logró una actuación tan estelar que fue ascendida por la empresa a la categoría de cantante clase A.

En 1957, para el mismo evento, Violeta integró el elenco de La Traviata, y en 1961 se fue a residir a Italia, donde permaneció por espacio de dos años y se presentó en varias oportunidades por la televisión de aquel país.

En 1963 regresó a la patria y, luego de algunas presentaciones, decidió retirarse del canto profesional.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

2 comentarios

Eddie Romero -

Aunque el artículo no lo señala, es bueno acotar que Violeta era en su tiempo la única soprano de este país. Pocas cantantes se atrevían a incursionar en ese género del canto.

Eddie Romero -

La última vez que supe de ella fué en el año 1976 cuando ella trabajaba como secretaria de un señor comisionista que tenía sus oficinas en el Edificio Baquero de la calle El Conde. Posiblemente haya muerto ya.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres